El aceite de oliva


Todo sobre el Acete de oliva

  • Olivo
  • 1.1 Flores
  • 1.2 La vecería
  • 1.3 El fruto
  • 2.1 Propagación vegetativa por «estaca» o «garrote»
  • 2.2 Propagación vegetativa por «estaca» o «estacón»
  • 2.3 Propagación vegetativa por «óvolos» o «zuecas»
  • 2.4 Propagación vegetativa por «acodos»
  • 2.5 Propagación vegetativa por «estaquillas semileñosas»
  • 2.6 Plantación del olivar
  • 2.7 Elección de la variedad
  • 2.8 Densidad y Marco de Plantación
  • 4.1 Producción y distribución
  • Olivo (nombre científico, Olea europea), árbol perennifolio, longevo, que alcanza hasta 15 m de altura, con copa ancha y tronco grueso, retorcido y a menudo muy corto. Corteza finamente fisurada, de color gris o plateado. Hojas opuestas, de 2 a 8 cm de largas, lanceoladas con el ápice ligeramente puntiagudo, enteras, coriáceas, glabras y verde gris oscuras por el haz, más pálidas y densamente escamosas por el envés, más o menos sésiles o con un peciolo muy corto. Flores bisexuales o polígamas, en panículas axilares multifloras, con corola blanca. El fruto, la aceituna, es una drupa suculenta y muy oleosa de 1 a 3,5 cm de largo, ovoide o algo globosa, verde al principio, que precisa de un año para adquirir un color negro-morado en su plena madurez. Periodo de floración, en el hemisferio boreal, comprendido entre julio y agosto, su periodo de fructificación comprendido entre septiembre y octubre. De este fruto se obtiene un aceite muy apreciado en gastronomía, véase aceite de oliva.
    El acebuche se diferencia del cultivar común por tener a menudo un porte arbustivo, hojas de forma oval y de menor tamaño y fruto bastante más pequeño.